El deseo de los hijos, cuando mamá y papá se separan

Para los hijos, sus padres siguen siempre juntos como padres. Se separan como pareja, a veces incluso mientras viven bajo el mismo techo, pero no se separan como padres. Es importante comprender esto porque el deseo de todos los hijos es tener a ambos padres juntos en su corazón, no importa lo que hicieran o lo que haya pasado, sin tener que alinearse con uno en contra del otro (como por desgracia ocurre frecuentemente, con penosas consecuencias).

Hay que evitar herir al otro progenitor delante de nuestros hijos, eso es obvio, por muy enojados o cargados de razones que estemos, pero el gran reto va más allá: consiste en trabajar en uno mismo para restaurar el amor y el respeto, y darle al otro progenitor el mejor lugar frente a nuestros hijos, incluso cuando se trata de una pareja infeliz o de una separación dolorosa. Recordemos que los hijos no atienden tanto a lo que los padres dicen, sino a lo que los padres sienten y hacen.

El mejor regalo para el futuro de nuestros hijos es que estén bien insertados en el amor de sus padres y que éstos logren amarse, al menos como padres de sus hijos. No es algo tan raro si pensamos que, en la mayoría de los casos, un día se eligieron y se quisieron como pareja, y los hijos llegaron como fruto y consecuencia de esa elección y ese amor.

No hables mal de tu ex pareja frente a tus hijos, ni hables mal de él/ella a la tía, al abuelo(a), procura con nadie! por que en ocasiones son los familiares quienes sueltan en el aire los prejuicios sobre el progenitor y los hijos se hacen sensibles a los comentarios.

Hazles saber que, aunque sus padres ya no estén juntos como pareja, siempre estará papá o mamá ahí para ellos.

No generes una competencia entre el cariño hacia el papá y la mamá.

Entrega amor y tiempo sin compensar vacíos afectivos con regalos materiales. Recuerda que el tiempo que le dedicas a tu hijo es como una cuenta bancaria emocional, donde ingresas saldos de momentos especiales, son como memorias de los cuales tu hijo podrá tomar en el futuro, cuando más lo necesite.

No involucres a tus hijos en los problemas que tengas con tu ex pareja.

No expongas a tus hijos a la situación de tener que «elegir» a uno de sus padres.

No mandes a decir cosas a tu ex pareja con tus hijos.

Mantén una relación respetuosa y civilizada con tu ex pareja.

No olvides que la separación es entre los padres, no con los hijos

Recuerda que tus hijos siempre serán tus hijos. No importa que no vivas junto a ellos, lo que importa es estar disponible en los momentos en que lo necesiten.

Si, se que podrías pensar, «todo esto lo trato de cumplir, pero él/ella no pone de su parte», permíteme decirte que nadie tiene la capacidad de hacerte sentir mal, son nuestros pensamientos e ideas, nuestras interpretaciones y la forma de mirar la vida o realidad lo que nos autosabotea; tú tienes la capacidad y la inteligencia de resolver tus problemas, y sobre todo… recuerda que el mejor regalo que le puedes hacer a tus hijos es que ellos vean y sientan que su padre o madre a pesar de todo demuestran gratitud y alegría por vivir y reinventarse; entonces tus hijos se hacen sensibles a esa verdad y están mas libres para ir hacia su propia vida y descubrir sus dones y sus talentos.

¡Envío Paz y Bienestar a tu Vida!

Scroll al inicio